CareerBuilder Menu Search Search

Cinco mentiras que decimos en el trabajo

Anthony Balderrama, escritor de CareerBuilder.com.

  • Email

Detesto tener que decírtelo pero eres un mentiroso. Todos lo somos.

Las pequeñas mentiras al igual que las mentiras ocasionales grandes son parte de la cultura del lugar de trabajo, al igual que las reuniones aburridas y los colegas charlatanes. Un día de trabajo 100% libre de mentiras es una rareza.

La buena noticia es que gran parte de nuestra falta de honestidad no tiene una mala raíz. No siempre tratamos de engañar a las personas, a menudo intentamos complacerlas, aún a costa de nosotros mismos.

Aún así, mamá siempre nos dijo que debíamos decir la verdad. ¿Debemos echar las mentiras a la basura?

Por supuesto que sí, afirma la Dra. Gabriela Cora, asesora corporativa y autora del libro "Leading under Pressure: Strategies to Maximize Peak Performance and Productivity while Maximizing Health and Well-being". "A largo plazo, decir la verdad constantemente será beneficioso para ti y para todos los demás".

Aunque puede ser fácil decir una mentira (y a veces puedes salirte con la tuya), esto no crea el mejor de los ambientes laborales. Para ayudar a tener un lugar de trabajo más honesto, te presentamos cinco mentiras que todos hemos dicho y cómo podemos manejarlas de mejor manera.

1. "Me encantaría"Piensa en las últimas veces que has dicho que te encantaría hacer algo. ¿Qué tan seguido se trató de una afirmación sincera? Cuando un supervisor o un colega te envía trabajo y tú deseas dedicarte a tareas más urgentes no sabes cómo rechazarlos sin perder tu empleo.

Si aceptas una tarea y dices que la llevarás a cabo, tu jefe espera que cumplas tu palabra, comenta Cora. Por lo tanto, si una nueva asignación puede interferir con tu trabajo, pregúntale a tu jefe qué tareas tienen una mayor prioridad para que no te excedas en las fechas límite. Tu jefe puede haber olvidado qué tanta carga llevas y te informará qué es lo más urgente.

2. "No, no tengo ninguna pregunta"
¿A quién no le han asignado una tarea que parece no tener sentido para luego, cuando el jefe pregunta si alguien tiene alguna pregunta, quedarse en silencio? Después de todo, no quieres ser la persona que no comprende lo que sucede.

"Si tienes preguntas que afectarán tu capacidad de realizar un buen trabajo, debes obtener respuestas", nos recuerda Cora. Comienza a formular tu pregunta diciendo que quieres asegurarte de que comprendiste todo correctamente.

3. "Mi alarma no sonó"
Algunas veces la alarma no suena, pero en la mayoría de los casos, golpeas el botón de repetición unas cuantas veces antes de darte cuenta de que ya deberías ir a mitad de camino del trabajo.

Admítelo, aconseja Cora. "Si tienes un buen historial, no será un gran problema".

Si tienes un historial de retrasos constantes, debes estar preparado para dar explicaciones. Después de todo, aunque nadie diga nada todos notan que llegas tarde, por lo que tus excusas tarde o temprano se acabarán. Cora también sugiere intentar una disculpa simple, sin explicaciones, como "Siento haber llegado tarde" y luego ir a trabajar.

4. "No estoy enfermo, sólo tengo alergia"
Hay sólo una cosa que nos agrada menos que enfermarnos y es usar nuestros días para uso personal para quedarnos en casa. Si tienes demasiado trabajo como para tomarte un día libre o no te quedan días para uso personal, puede que te sientas tentado a engañar a tus colegas temerosos de la gripe y atribuir los estornudos a la temporada de alergias. No lo hagas.

Tus colegas no se alegrarán mucho de que pongas en riesgo su salud y les gustará aún menos que les mientas. Si quedarte en casa no es una opción para ti, Cora recomienda enfrentar el problema diciendo: "Espero no resfriarme, tengo demasiadas cosas que hacer".

5. "Todo va según lo planificado"
Cuando tienes una fecha límite para un proyecto, tienes todas las intenciones de seguir el programa para no estresarte a último minuto. Luego la vida se entromete y apenas tienes tiempo de comenzar el proyecto dos días antes de la fecha límite. Cuando tu jefe te hace una visita para revisar tu progreso, te enjugas el sudor de la frente y dices que todo va de acuerdo con lo planificado.

"Estoy trabajando en eso" puede ser una mejor respuesta, sugiere Cora. Es una respuesta que informa a tu jefe que te estás esforzando mucho, sin mentir sobre cuánto has avanzado. Aunque pienses que no importa mucho mientras el trabajo se finalice a tiempo, podrías necesitar algún consejo justo antes de la fecha límite y descubrirían que mentiste si preguntas algo que dijiste que ya habías hecho.

Anthony Balderrama es escritor y participante del blog de CareerBuilder.com. Él investiga y escribe sobre estrategias para buscar trabajo, gestión profesional, tendencias de contratación y conflictos en el lugar de trabajo.



Last Updated: 09/07/2008 - 2:17 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.