CareerBuilder Menu Search Search

Las drogas y el lugar de trabajo

Rachel Zupek, Redactora de CareerBuilder.com

  • Email

Después de su entrevista en una reconocida compañía fabricante de lápidas, Seth salió de la entrevista sintiéndose seguro. Estaba impecablemente vestido, sus respuestas habían sido correctas y los había cautivado con su habilidad para tratar con clientes.

Para celebrar, Seth, quien prefirió mantener en reserva su apellido, caminó hasta su auto y encendió un porro en el mismo estacionamiento. Sin saberlo Seth, los empleados que lo habían entrevistado recién, sintieron el olor de la marihuana entrando por las ventanas abiertas de la oficina. Preguntándose de dónde provenía el olor, miraron por la ventana y vieron a su futuro empleado fumando en el estacionamiento.

No es necesario decirlo, pero Seth no consiguió el trabajo.

Desafortunadamente, en los lugares de trabajo de hoy en día la situación de Seth no es poco común.

De acuerdo con un nuevo estudio realizado por la Substance Abuse and Mental Health Administration (SAMHSA), en los Estados Unidos uno de cada 12 empleados de tiempo completo admitió usar drogas ilegales durante el mes pasado. Aproximadamente de los 16.4 millones de usuarios de drogas del país, el 77 por ciento tiene trabajo, es decir, 9.4 millones de personas.

"El abuso de sustancias es un problema serio para la salud, el bienestar y la productividad de todos en el lugar de trabajo", señala Terry Cline, Ph.D. y administrador de SAMHSA.

No son los sospechosos de siempre

Si bien los desempleados tiene mayores porcentajes de uso de drogas que las personas con trabajo de tiempo completo, los empleados de tiempo completo conforman la mayoría (dos tercios) de la población de entre 18 a 64 años, por lo que el número real de consumidores de drogas entre los empleados de tiempo completo fue mayor de acuerdo con el estudio.

La mayoría de los que admitieron usar drogas está entre los empleados de servicios de comida rápida con un 17.4 por ciento y los trabajadores de la construcción con un 15.1 por ciento. Las tasas más altas de uso de alcohol se encontraron entre los trabajadores de la construcción, minería, excavación y perforación con un 17.8 por ciento y los trabajadores del área de instalación, mantenimiento y reparación con un 14.7 por ciento.

"Las altas tasas de uso de drogas y alcohol en industrias peligrosas es una preocupación", explica Elena Carr, coordinadora de políticas de drogas del U.S. Department of Labor (DOL). "Evidentemente, las empresas no se pueden permitir el riesgo que significa tener trabajadores que se encuentren bajo la influencia del alcohol o de drogas operando cortadoras de carne, retroexcavadoras u otros equipos peligrosos".

Según una encuesta nacional a las familias realizada por el SAMHSA, los empleados que usan drogas son 3.6 veces más propensos a estar involucrados en un accidente de trabajo y cinco veces más propensos a presentar una demanda de compensación laboral. Además, hasta un 40 por ciento de las víctimas fatales de accidentes industriales y un 47 por ciento de los heridos por accidentes industriales se pueden vincular al uso de alcohol y al alcoholismo.

Si lo usas, pierdes

Quizás el problema más alarmante relativo a las drogas y al alcohol en el trabajo no es la cantidad de personas que usa drogas, sino los riesgos que representan para la salud, la seguridad y la productividad.

"Los empleados que usan drogas faltan más seguido al trabajo, son menos saludables y son más propensos a sufrir daños y a provocar daño a otros en el lugar de trabajo", señala John Walters, director de National Drug Control.

Si los comparamos con personas que no usan drogas, cerca del doble de los usuarios de drogas faltó uno o más días al trabajo durante el mes pasado. Además, según la encuesta realizada a las familias, los usuarios de drogas son 2.2 veces más propensos a pedir días libres o salir más temprano; 2.5 veces más propensos a ausencias de ocho días o más y 3 veces más propensos a llegar tarde al trabajo.

De acuerdo al informe, los usuarios de sustancias también tienen una alta tasa de rotación en los trabajos. Comparados con el 5.1 por ciento de los trabajadores que no usan drogas, doce por ciento de los empleados de tiempo completo que admitieron el uso de drogas señalaron que el año pasado habían trabajado para tres o más empleadores.

Por último, el estudio afirma que es más probable que los actuales usuarios de drogas trabajen para compañías que no realicen análisis de drogas o alcohol. Cerca de un tercio de los usuarios dijo que es menos probable que trabajen para empleadores que llevan a cabo análisis de drogas al azar.

Entornos laborales libres de drogas

Aunque el abuso ocasional de drogas y alcohol pareciera ser un problema que radica fuera del lugar de trabajo, estos problemas han costado a las compañías estadounidenses cerca de $81 mil millones de dólares en pérdidas por concepto de productividad en sólo un año, de acuerdo a la SAMHSA. Otros estudios han demostrado que los trabajadores con problemas de abuso de sustancias sólo usan cerca del 67 por ciento de su capacidad potencial; estos no son el tipo de números con los que se puede jugar.  

Los programas para trabajos libres de drogas "pueden provocar importantes cambios para todos en el lugar de trabajo", explica Cline.

Algunas compañías eligen llevar a cabo análisis de drogas al azar como parte de un ambiente laboral libre de drogas. En el estudio, aproximadamente el 30 por ciento de los empleados de tiempo completo informó que se realizaron análisis de drogas al azar en sus trabajos.

De acuerdo al informe, es más probable que los trabajadores del transporte y traslado de materiales (62.9 por ciento) y de servicios de protección (61.8 por ciento) trabajen en organizaciones que realizan análisis de drogas al azar. Los trabajadores en ocupaciones relacionadas al área legal, las artes, diseño, entretenimiento, deportes y medios de comunicación (10 por ciento) son los que tienen menores probabilidades de que se les realicen pruebas al azar.



Last Updated: 05/06/2008 - 4:33 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.