CareerBuilder Menu Search Search

No postules sin una carta de presentación

Anthony Balderrama, Redactor de CareerBuilder.com

  • Email

Es muy probable que hayas redactado varios currículum antes de haberlos enviado a un posible empleador. Redactaste y repasaste muchas veces cada línea e hiciste que lo leyeran amigos, familiares e incluso personas desconocidas. Pero si lo envías sin incluir una carta de presentación, es posible que este arduo trabajo nunca sea visto.

Según una encuesta de CareerBuilder.com, un 66 por ciento de los directores de recursos humanos prefiere una buena carta de presentación junto con un currículum. Considérala como la primera posibilidad para sobresalir entre un mar de postulantes. Si está bien hecha, tu carta de presentación le indicará al director de recursos humanos que estás calificado para el trabajo y que eres un candidato responsable. Tal vez lo más importante es la oportunidad de mostrar tu personalidad.

Por esta razón, muchos directores de recursos humanos descartan cualquier currículum que no incluya una carta de presentación. No enviar una carta de presentación le indica al empleador que no puedes hacer el esfuerzo por venderte y ahorrarle tiempo. En cambio si lo haces, es una forma fácil de mantenerte vigente.

A continuación encontrarás algunos consejos para tomar en cuenta cuando redactes tu carta de presentación.

Es una carta de presentación y no tu biografía

Reduce la carta de presentación a unos cuantos párrafos organizados que quepan en una página. Tu intención es darle al lector una idea de tu personalidad y tus capacidades como empleado, pero nadie necesita conocer cada pequeño detalle de tu vida.

Sé tu mismo

Esto no significa que te comportes como lo haces en tu tiempo libre. Esto significa que le des un toque personal a tu redacción. Los encargados de selección de personal no esperan bromas, pero sí quieren saber que una persona real postula al trabajo. Cambiar solamente los campos "De" y "Para" en una carta de solicitud se podría considerar como poco dedicado y genérico. Usa palabras e ideas propias.

Deja que el currículum hable por sí mismo

Es de esperar que los directores de recursos humanos lean la carta de presentación antes de dar vuelta la página para ver el currículum. Es probable que no quieran leer el currículum si tu carta de presentación parece repetir exactamente la misma información sin ofrecer nada nuevo. Habla sobre un logro o experiencia específica que muestre tus calificaciones para el trabajo. La carta de presentación junto con el currículum te brinda su atención sólo en dos páginas, así que no pierdas el tiempo con repeticiones.

Conoce a los destinatarios

Si cada mañana tu jefe te saludara diciendo "Buenos días, empleado", te molestaría que no supiera tu nombre. Las cartas de presentación que comienzan con las frases "Estimado señor o señora" o "A quién corresponda" dejan la misma impresión. Si la oferta de trabajo no especifica quién recibirá las solicitudes, averígualo. Busca en línea o llama a la línea telefónica principal de la empresa para preguntar el nombre del responsable corporativo de selección de personal o del director de recursos humanos. Cuando lo averigües, dirígete a la persona de manera formal, es decir, anteponiendo "Señor", "Señora" o "Señorita", ya que esto le añade un toque personal pero profesional que será bien considerado.

Razones por las que quieres obtener el trabajo

Es verdad que sería bueno tener un salario, pero es de esperar que exista otra razón por la que quieres obtener este trabajo. Los antecedentes, los logros y la cultura de la empresa probablemente influyeron en tu decisión de postular. Comunícaselo al director de recursos humanos. Esto le indica que te informaste y que de verdad quieres convertirte en un miembro del equipo.

Tus modales

Aunque las búsquedas de empleo se realizan cada vez más en línea, aún así debes respetar el protocolo de negocios. Tal como lo harías con cualquier correspondencia profesional, incluye tu información de contacto completa, el nombre del director de recursos humanos y la dirección de la empresa. Y por supuesto, evita cualquier error gramatical y tipográfico, incluidos los modismos usados en la red.

Tómate tu tiempo

Ya conoces la importancia de una carta de presentación, así que no te apures. Redáctala con la misma dedicación que usaste para redactar tu currículum. Comprueba los hechos. Escribe varios borradores, revísalos y vuélvelos a leer nuevamente. Haz que la primera impresión sea buena.



Last Updated: 05/06/2008 - 4:35 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.