CareerBuilder Menu Search Search

Cuatro consejos para vender exitosamente tu imagen con tu carta de presentación

Robert Half International

  • Email

A menudo se dice que encontrar un trabajo es un trabajo.  Sin embargo, es posible que no te hayas dado cuenta de que es un trabajo de ventas.  Para persuadir a los directores de recursos humanos y convencerlos de invertir en el producto que ofreces, o sea, tú, es importante que aproveches al máximo todas las herramientas de marketing que se encuentran a tu disposición. 

Sin embargo durante los últimos años, algunas personas que buscan trabajo han fallado en su intento al pasar por alto un importante documento de autopromoción: la carta de presentación.  En la actualidad, la mayoría de las solicitudes se envían por correo electrónico.  Como consecuencia, muchos postulantes olvidan la carta de presentación, y en vez de eso escriben tan solo "Consulte mi currículum adjunto",  lo que es un gran error. 

Aunque tu currículum brinda un resumen de tus antecedentes profesionales, una carta de presentación bien escrita te permite explicar en profundidad las habilidades y calificaciones individuales que te hacen ideal para el cargo.  A continuación encontrarás consejos para venderte exitosamente a los posibles empleadores mediante tu carta de presentación:

Para tener éxito, dirige la carta a una persona específica 

Los vendedores destacados conocen los nombres de todos sus clientes.  Si es posible, adquiere un toque personal dirigiendo tu carta de presentación a una persona en particular en vez de escribir saludos genéricos como "A quién corresponda" o "Estimado empleador. Si una oferta de trabajo no menciona la persona de contacto, sé proactivo y llama a la empresa para preguntar el nombre y tratamiento del director de recursos humanos, la escritura correcta del nombre y el género de esa persona en caso de no ser evidente.  Al hacer esto, tu carta llegará a buenas manos y sumarás puntos por demostrar motivación e iniciativa.  Al menos, evita utilizar los siguientes saludos tomados de dos cartas de presentación reales: "Estimado señor o señora" y "A quién pueda corresponder".

Vende contenido personalizado

Los empleadores tienen necesidades y culturas corporativas únicas, razones por las cuales es importante que personalices tu argumento de ventas según la empresa que contactas.  Relaciona tus habilidades, antecedentes laborales y mayores logros profesionales con los requisitos del cargo vacante.  Basa tu estrategia en la información entregada en la oferta de trabajo.

Por ejemplo, los posibles candidatos deben enfatizar sus principales capacidades interpersonales y para pensar de manera crítica ante un empleador que busca un "estratega con actitud positiva y orientado al trabajo en equipo", pero destacar su dominio de programas de diseño para una empresa que busca un "profesional con conocimientos tecnológicos y avanzados en Adobe Photoshop y experiencia en gráficos animados". 

Corto y preciso 

La mayoría de los comerciales de televisión tienen escasos 30 segundos para hacer llegar su mensaje a los posibles clientes.  Recuérdalo cuando redactes tu carta de presentación.  Los directores de recursos humanos con montones de solicitudes en sus escritorios no tienen tiempo de revisar documentos poco concisos y sin objetivos claros.  Las mejores cartas de presentación son completas, claras, concisas y convincentes. 

Redacta una introducción que llame la atención, destaca brevemente tus mejores atributos, explica por qué te interesa el trabajo, solicita una entrevista y a continuación agradece al empleador por su tiempo.  No malgastes espacio valioso con palabras cliché ni largas anécdotas.  Además, aunque está bien incluir algo de carácter, mantén la atención en tu profesión en vez de salirte del tema con detalles sin importancia sobre tu vida personal.  Por ejemplo, una persona que buscaba trabajo en la vida real escribió esta extraña frase: "Para cuando me gradué de la universidad, había sido vendido en una subasta de beneficencia, me había convertido en tío y un tren me había atropellado." Otro postulante incluyó este comentario en su carta de presentación: "No puedo trabajar en un lugar que no esté rodeado por comida rápida."

Habla con la verdad

Los profesionales en ventas, marketing y publicidad se pueden meter en problemas si anuncian que un producto o servicio ofrece más de lo que es en realidad.  De igual modo, el peor paso en falso que puede dar una persona que busca trabajo es mentir en el currículum o carta de presentación.  Aunque quieras causar una primera impresión positiva y conseguir una entrevista, no exageres la verdad con este fin.  Por ejemplo, nos topamos con un postulante que aseveró ser la Persona del año 2006 de la revista Time.  Olvidó mencionar que cuando la revista Time publicó en su portada la palabra "Tú", se refería a cada uno de nosotros.  Recuerda que incluso las mentiras piadosas y las "malas" interpretaciones pueden afectarte, incluso después de obtener el cargo.

Por último, si cumples con todos los requisitos y sientes que eres el postulante perfecto para un trabajo, ten en cuenta que existe una delgada línea entre demostrar confianza y ser engreído.  Por lo tanto, evita los desagradables autoelogios en tu carta de presentación.  En vez de escribir jactanciosamente sobre ser el "mejor", usa ejemplos específicos de cómo contribuyes positivamente en los objetivos de tu empleador actual como forma de vender tu imagen.  Después de todo, los vendedores más convincentes siempre pueden respaldar sus bien trabajadas ofertas con hechos tangibles.

Robert Half International es la primera y más grande empresa especializada en recursos humanos, con una red global de contactos de más de 350 oficinas en toda América del Norte, Europa, Asia, Australia y Nueva Zelanda.  Para obtener más información sobre nuestros servicios profesionales, visita www.rhi.com.


Last Updated: 21/04/2008 - 11:06 AM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.