CareerBuilder Menu Search Search

Cinco maneras de desilusionar a un empleador

Tag y Catherine Goulet de FabJob.com

  • Email

¿Eres una persona de trato delicado? ¿Tus amigos te molestan diciendo que te das aires de "diva"? ¿Una de tus frases favoritas es "basta de hablar de ti, ahora hablaremos de mí"?

Si tu respuesta fue negativa, revisa las siguientes conductas, basadas en acciones equivocadas de docenas de buscadores de empleo reales, para enterarte de acciones que siempre dan una impresión negativa a los empleadores. Compórtate de esta forma y es muy probable que no recibas ofertas laborales en mucho tiempo.

Desilusión Nº 1: obtén más información antes de postular

Antes de postular a un trabajo, asegúrate de que no estás perdiendo tu tiempo en postular a un cargo inferior a tus expectativas.

Cuando veas un aviso de vacante que te interese, llama al empleador y solicita hablar con el responsable de selección de personal. Una vez que te comuniques con esa persona (si es necesario, sigue llamando hasta que acceda a responderte), solicítale más información sobre el trabajo.

Por ejemplo, plantea las siguientes preguntas:
- ¿Cuál es la remuneración?
- ¿Cuánto tiempo de vacaciones tendré?
- ¿De qué tamaño será mi oficina?
Para terminar, insiste en que te envíen por fax o correo electrónico la descripción del trabajo.

Desilusión Nº 2: crea una carta de presentación que hable exclusivamente de ti

Comienza tu carta de presentación con una frase del estilo de "Este es el tipo de trabajo que he estado buscando".

Luego continúa explicando tus expectativas del trabajo en cuestión. Por ejemplo, "Estoy buscando un cargo que me beneficie en términos financieros y me permita ganar experiencia y satisfacer mis intereses". Añade que crees que este trabajo será el trampolín para acceder un cargo mejor.

Incluso si no te han preguntado sobre tus expectativas de remuneración, infórmales sobre el monto mínimo que esperas que te paguen "con beneficios".

Asimismo, no pierdas tu valioso tiempo escribiendo una carta de presentación, pues quien lea tu currículum se dará cuenta de inmediato de lo afortunado que será al contratarte.

Desilusión Nº 3: demuestra quién tiene la autoridad durante la entrevista

Llega tarde para que no tengas que esperar al entrevistador.

Durante la entrevista, plantea preguntas inteligentes como "¿A qué se dedica esta empresa?". Cuando el entrevistador describa a qué se dedica, responde: "Si me contrata, su personal sabrá lo que es el verdadero éxito".

Explica que nada de lo que ellos han estado haciendo hasta ahora ha sido especialmente notorio y es por eso que nunca habías escuchado de ellos sino hasta que viste el aviso de la vacante.

Si te preguntan qué es lo que puedes ofrecerles, responde de manera vaga y general.

Interrumpe reiteradamente al entrevistador. Si él trata de decir algo mientras estás hablando, ignóralo y continúa hablando más fuerte pues realmente no importa lo que él quiera decir, lo importante es que escuche lo que tu estás diciendo.

Mantén tu teléfono celular encendido; nunca se sabe si alguien te puede llamar para ofrecerte un trabajo mejor.

Desilusión Nº 4: haz seguimiento  de manera insistente después de la entrevista

Después de la entrevista, comunícate con el director de recursos humanos y dile que deseas saber cómo te fue a fin de que te aseguren que tu desempeño en la entrevista fue fabuloso.

Si el entrevistador se muestra reticente a hablar, presiónalo para que te de información. Si es necesario, llámalo insistentemente. La información que proporcione puede serte útil para tus futuras búsquedas de empleo.

Además, si no te agrada lo que el director de recursos humanos te dice, puedes afirmar que su evaluación fue errónea. Si objetas la evaluación de manera enérgica, quizás puedas convencerlo de que te contrate.

Si el empleador le ofrece el trabajo a otra persona, pregúntale insistentemente por qué no te contrató. Luego, exígele hablar con el presidente de la empresa para tratar de convencerlo de que invalide la decisión y te otorgue el trabajo.

Desilusión Nº 5:  sigue llamando y enviando correos electrónicos con insistencia hasta que ellos consigan una orden de restricción

Llama insistentemente por teléfono y envía numerosos correos electrónicos por cualquier motivo:
- para obtener más información sobre el trabajo
- para solicitar ayuda para llenar el formulario de postulación en línea
- para preguntar si recibieron tu formulario de postulación
- para preguntar cuál es la vestimenta más adecuada para la entrevista
- para solicitar información después de la entrevista
- para preguntar si recibieron las notas de agradecimiento que enviaste
- para averiguar cuándo tomarán la decisión
- para exigir una explicación de por qué no te contrataron, etc.
Si no obtienes el primer trabajo al que postulaste, postula a cualquier otro cargo vacante en la empresa que esté remotamente relacionado con cualquier interés que alguna vez hayas tenido.

En todas las comunicaciones con el empleador, no te limites al momento de hablar sobre ti y tus sentimientos. 

En conclusión, estas tácticas seguramente dejarán una impresión en el empleador, pero probablemente no la que deseas. Revisa los demás artículos en este sitio Web para saber cómo dar una impresión positiva a los empleadores.


Tag y Catherine Goulet, Los expertos de Dream Career, son CEO de FabJob.com, una editorial líder que publica manuales profesionales que ofrecen asesoría paso a paso para desarrollarte en diversas carreras muy interesantes. Visita www.FabJob.com


Last Updated: 25/03/2008 - 4:35 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.