CareerBuilder Menu Search Search

Cinco formas fáciles de mejorar tu currículum

Kate Lorenz, Editora de CareerBuilder.com

  • Email

Ahhh... la sabiduría de las películas de adolescentes.  ¿Te acuerda de "Clueless" cuando Cher y Dionne maquillaron a la señorita Geist en el vestíbulo de la facultad? Sólo hicieron un par de "ajustes" menores que no transformaron a la desaliñada profesora en una verdadera modelo, pero sí ayudaron a lograr un gran cambio. El mismo principio se puede aplicar a tu currículum. 

Mira tu currículum: ¿te interesaría leerlo si no fuera porque es el tuyo?, o ¿la gran cantidad de errores de tipeo, fuentes poco comunes, oraciones eternas y lenguaje confuso te desanimarían?  Pese a que tu currículum puede no ser un Monet (lo que significa que si lo miramos de cerca, deja bastante que desear), es posible que simplemente necesite algunos retoques menores para que destaque.  Sigue estos cinco pequeños pasos y verás grandes resultados.      

1. Revisa la ortografía... a la manera antigua.
Los errores de ortografía y gramática pueden ser la sentencia de muerte de un currículum: demuestran a los empleadores que no prestas atención a los detalles.  Los programas computacionales para revisar ortografía no siempre captan estos errores, así que asegúrate de leerlo tú mismo antes de enviarlo. Para mayor seguridad y tener otra perspectiva, pide a un amigo que lo lea también.

2. Organízalo en orden cronológico inverso. 
Organiza tu currículum para que refleje tu trabajo más reciente en la parte superior e incluye las fechas de empleo.  Los empleadores tienden a preferir este tipo de currículum por sobre los funcionales, que pueden ser excelentes si estás cambiando de profesión, pero si no es así, con ellos es más complicado determinar cuándo trabajaste en cada lugar y pueden ocultar brechas de empleo.

3. Simplifica tu lenguaje. 
Que tus oraciones sean cortas y no te preocupes de que haya fragmentos. 

- Elimina los pronombres como "Yo", "mi". Decir "Yo realicé" esto o "Yo demostré" tal cosa es redundante.  ¿Quién más sería el autor del currículum si no eres tú mismo?

- Omite los artículos "un", "una", "la" y el". En lugar de "Coordiné los eventos especiales para la asociación de ex alumnos", simplifícalo diciendo: "Coordiné eventos especiales de asociación de ex alumnos".

- Elimina términos como "Ayudé en", "participé en" y "asistí en". Si ayudaste en la administración de cuentas de clientes, simplemente escribe: "Administré cuentas de clientes". Puedes explicar posteriormente de qué se trataba esta función.

- Cambia las oraciones pasivas a verbos activos. Escribir "Coordiné reuniones con clientes" en lugar de "Me aseguraba de la coordinación de reuniones de clientes" agrega fuerza y claridad a la descripción del trabajo.

- Excluye palabras como "responsabilidades" y "deberes" en las listas de trabajos. Tu currículum debe concentrarse en los logros, no en las tareas.

4. Elimina el desorden.
Organiza el formato de tu currículum para que refleje consistencia y sea fácil de leer.
- Pon en negrilla, cursivas o subrayado los títulos importantes (pero no apliques las tres a la misma frase, no exageres).

- Crea una lista con viñetas, no formación de párrafos, para las descripciones de trabajos.

- Usa una fuente estándar como Times New Roman o Arial de 11 puntos. Las fuentes más sofisticadas no sólo dificultan la lectura, sino que pueden deformarse en el formato de correo electrónico.

- Combina series de trabajos cortos y poco usuales en una lista.  (Por ejemplo: "1999-2002  Barista – Village Café, Starbucks, Seattle's Best...")

5. Léelo en voz alta.
Leer tu currículum en voz alta te ayudará a identificar áreas que necesitan mejorar o aclarar. Si algo no te suena bien a ti, tampoco estará bien para el encargado de contrataciones.


Last Updated: 25/03/2008 - 4:35 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.