Cómo responder esas delicadas preguntas de las entrevistas

Kate Lorenz, Editora de CareerBuilder.com

  • Email

¿Con sólo pensar en ir a una entrevista te sudan las manos y empiezas a temblar? Deja de rascarte; no estás sólo.

La amplia mayoría de quienes buscan trabajo admiten emociones que van desde una leve intranquilidad hasta pánico total antes de las entrevistas. La buena noticia es que no se han registrado casos de postulantes que hayan muerto de ataque de nervios durante una entrevista de trabajo. Así que relájate y sigue estos consejos simples para mantener a raya tu ansiedad antes y durante tu entrevista.

Primero, tómate el tiempo adecuado para prepararte para la entrevista. Estar bien preparado te dará más confianza y disminuirá tu ansiedad. Los expertos recomiendan que dediques al menos tres horas para prepararte para cada entrevista.

Debes pensar en respuestas a las preguntas típicas de las entrevistas y practicar la conversación sobre esos temas en voz alta. También debes leer sobre la empresa para la cual serás entrevistado y preparar algunas preguntas para que plantees tú. Esto transmite al entrevistador que estás realmente interesado en la empresa y el cargo.

Como paso final de tu preparación, asegúrate de tener instrucciones correctas de cómo llegar al lugar de la entrevista. Algunas personas que buscan trabajo van antes al lugar de la entrevista para asegurarse de que la dirección sea correcta y estimar la cantidad de tiempo que necesitarán para llegar a la entrevista a tiempo.

Ir a una entrevista siempre es como ingresar a la dimensión desconocida. Pese a que todos los entrevistadores son diferentes y las preguntas varían según la industria, hay algunas preguntas comunes en todas las entrevistas. Leer las siguientes preguntas y desarrollar tus propias respuestas es un buen comienzo para tu preparación. Cuando lo hayas hecho, recuerda que la práctica hace al maestro. Nada impresiona más a un posible empleador que estar preparado para todo lo que se te presente.

¿Por qué deberíamos contratarte?
¡Ésta es tu oportunidad de venderte! Necesitas describir en forma breve y resumida tus fortalezas, calificaciones y lo que puedes aportar. Sin embargo, ten cuidado de no responder esta pregunta en forma demasiado genérica. Casi todos dicen que trabajan arduamente y que se automotivan. Destácate contándole al entrevistador sobre cualidades que son exclusivas de ti.

¿Por qué quieres trabajar aquí?
Ésta es una herramienta que los entrevistadores utilizan para ver si has hecho tu tarea. Nunca debes ir a una entrevista sin saber sobre la empresa, su dirección y la industria en que se desenvuelve. Si has hecho tu investigación, esta pregunta te da la oportunidad de demostrar iniciativa y en qué grado tu experiencia y calificaciones satisfacen las necesidades de la empresa.

¿Cuál es tu mayor debilidad?
El secreto para responder esta pregunta es ser honesto sobre una debilidad, pero demostrar cómo la has transformado en una fortaleza. Por ejemplo, si tuviste problemas organizándote en el pasado, demuestra los pasos que has seguido para ordenarte más efectivamente. Esto demostrará que tienes capacidad para reconocer aspectos de ti mismo que necesitan mejorar y la iniciativa para superarte.

¿Por qué dejaste tu último trabajo?
Incluso si tu anterior trabajo tuvo un mal final, ten cuidado y no seas negativo al responder esta pregunta. Sé lo más diplomático posible. Si destacas aspectos negativos de tu trabajo anterior, también encuentra algunos positivos para mencionar. Quejarte sin parar sobre tu última empresa no dará una buena imagen con respecto a tu actitud.

Describe una situación problema y cómo la resolviste.
A veces es complicado dar una respuesta a esta solicitud, en particular si acabas de terminar tus estudios y no tienes experiencia profesional. Los entrevistadores desean ver que puedes pensar de manera crítica y desarrollar soluciones, sin importar el tipo de problema que enfrentaste. Incluso si tu problema fue no tener tiempo suficiente para estudiar, describe los pasos que tomaste para darle prioridad a tu programa. Esto demostrará que eres responsable y puedes pensar en situaciones por su cuenta.

¿De qué logros estás más orgulloso?
El secreto para esta pregunta es ser específico y seleccionar un logro que se relacione con el cargo. Incluso si tu mayor logro fue estar en el equipo de basketball en un campeonato en el colegio, opta por relatar un logro más relevante desde el punto de vista profesional. Piensa en las cualidades que la empresa busca y da un ejemplo que demuestre la manera en que puedes satisfacer las necesidades de la empresa.

¿Cuáles son tus expectativas de salario?
Ésta es una de las preguntas más complicadas, en particular para quienes tienen poca experiencia. Lo primero que tienes que hacer antes de ir a tu entrevista es averiguar el rango de salario en tu área para tener una idea de cuánto deberías ganar. Evita discutir las especificaciones del salario antes de recibir una oferta de trabajo. Haz saber al entrevistador que estarás abierto a analizar una compensación justa cuando sea oportuno. Si te presionan por dar una respuesta específica, siempre da un rango en lugar de una cifra específica.

Cuéntame sobre ti mismo.
Pese a que esta consulta parece fácil, es complicada responderla puesto que es muy amplia. Lo importante que tienes que saber es que el entrevistador por lo general no desea conocer sobre tu ciudad natal ni lo que haces los fines de semana. Está tratando de imaginarte en el aspecto profesional. Escoge un par de puntos sobre ti, tu experiencia profesional y tus metas laborales y concéntrate en ellos. Resume tu respuesta destacando tu deseo de ser parte de la empresa. Si tienes una respuesta sólida preparada para esta pregunta, ésta puede llevar la conversación en una dirección que te permita explicar más en detalle tus calificaciones.


Last Updated: 25/03/2008 - 4:35 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.