CareerBuilder Menu Search Search

Elementos fundamentales de la negociación de salarios

10 lecciones para prepararse para la conversación sobre salarios
Kate Lorenz, Editora de CareerBuilder.com

  • Email

Las negociaciones de salarios pueden ser delicadas.

"Cuando se trata de obtener el mejor paquete posible de salario y beneficios, muchas personas que buscan trabajo no están preparadas para la negociación", comenta Martin Yate, autor de la serie éxito de ventas del New York Times, "Knock 'em Dead". Antes de firmar en la línea punteada, asegúrate de comprender las complicaciones y de que estás bien preparado para lograr el mejor paquete de salario posible.

1. Haz tu tarea.
Asegúrate de comprender el rango de salarios. Muchas personas que buscan trabajo reciben una oferta pero no tienen idea de cómo determinar si es adecuada. Yate afirma que es importante identificar un rango realista de sueldo, investigando en sitios Web de la industria y comercio, consultando al organismo Bureau of Labor Statistics (BLS), utilizando calculadoras de salario en línea, como CBsalary.com, y revisando cuidadosamente las ofertas de trabajos. "También debes tener una opinión objetiva de tus habilidades y dónde calzas en ese rango".

2. Haz un guión.
Planifica tu conversación. "Antes de cualquier entrevista, debes tener tres cifras en mente", aconseja Yate. La primera es lo mínimo que necesitas para alimentación y alojamiento. La segunda es el sueldo razonable que deberías ganar considerando tu experiencia, los rangos industriales investigados y la geografía". (Los niveles de sueldo pueden variar considerablemente de acuerdo con la región geográfica y la cantidad de mano de obra disponible.) "La tercera cifra es el salario que te haría sentir en el cielo. Elimina la primera cifra, esa es personal y no se debe discutir. Tu rango debe estar entre la segunda y la tercera".

3. Muérdete la lengua.
No seas el primero en hablar de dinero. "Si tocas el tema del sueldo antes de que lo haga tu empleador, no estás teniendo una conversación sincera", comenta Yate. "Si un empleador no trata este tema, significa que aún no lo has convencido de que eres el candidato ideal. Concéntrate en llevar la conversación a ese punto. Demuestra cuánto puedes ayudarles a ganar o ahorrar dinero y a hacer un aporte positivo".

4. No pregunte, por favor.
Nunca cierres la conversación con una pregunta sobre salario. La mayoría de los entrevistadores concluirán su batería de preguntas, consultando si tienes alguna duda. "Lo peor que puedes hacer es preguntar sobre salario. Eso demuestra que no tienes nada más que decir sobre ti mismo y tus calificaciones".

5. Sólo los hechos.
No tengas una conversación sobre salario hasta que tengas todos los hechos. Si te preguntan cuánto esperas ganar, no des tu rango inmediatamente. Yate sugiere que los candidatos deben decir que necesitan comprender más sobre el trabajo antes de analizar el sueldo. Pregunta más sobre los requerimientos del trabajo para tener las cosas más claras.

6. Mantente concentrado en lo importante.
No dejes que el sueldo actual determine tu futuro salario. No hay dos trabajos iguales; por lo tanto, según Yate, tus ganancias actuales no deberían tener relación con el salario inicial en el nuevo trabajo. Destaca qué es lo diferente de este trabajo, y luego afirma algo como "Estoy cambiando de trabajo, por lo cual es obvio que deseo ganar más. Hágame una oferta adecuada que equipare mis habilidades y experiencia dentro del rango de salario. Y a propósito, ¿cuál es el rango de salario para este trabajo?".

7. Sé sincero.
No mientas sobre tu sueldo actual. "Mentir sobre las ganancias es una razón para rechazarte y con motivos", advierte Yate. "Cuando se te pide que llenes un formulario de postulación, les estás dando permiso según la Ley de informes de crédito imparcial de 1970 para verificar tu historial de empleo. Incluso pese a que no siempre los empleadores verifican, cuando lo hacen, buscan comprobar fechas de empleo y salario".

8. Haz que se preocupen.
Aprovecha otra oferta. "Si tienes otra oferta válida de un competidor, puedes usarla para volver para una segunda entrevista. Indica al entrevistador que en verdad deseas trabajar para ellos, pero recibiste una oferta seria de empresa XYZ (el competidor) y no te gustaría tomar la decisión equivocada si te están considerando para el cargo", aconseja Yate.

9. Practica la moderación.
No tomes la primera oferta. La mayoría de las empresas también tienen rangos de salario y algún grado de libertad de acción con respecto a lo que pueden pagar. A menos que el monto esté muy por encima de tus mejores sueños, considera dar al empleador la oportunidad de entrar en aguas más profundas. "Éste es un punto crucial donde llevas la delantera", comenta Yate. "Desean que trabajes con ellos, pero aún no te tienen; tú quieres obtener el máximo posible y ésta es tu oportunidad de lograrlo".

10. Deja la puerta abierta.
¿Qué sucede si realmente deseas un trabajo, pero el empleador te hace una oferta demasiado baja? Yate afirma: "No lo deseches, pide un par de días para pensarlo. Diles que estás muy interesado, pero te preguntas si pueden hacer algo respecto del salario. Luego, llama para ver si ha habido algún cambio, o si pudieron hacer algo con respecto al dinero antes de darles una respuesta definitiva".

Puedes encontrar más consejos de Martin Yate, uno de los defensores líderes en Estados Unidos para los profesionales que trabajan, en su sitio Web www.knockemdead.com.


Last Updated: 02/01/2008 - 3:53 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.