Maximiza Tus Posibilidades Salariales

Kate Lorenz, CareerBuilder.com Editor

  • Email

Nunca ha sido fácil negociar un salario. De hecho, es algo que verdaderamente asusta a muchas personas. Sin embargo, negociar en el acto un salario y un paquete de beneficios justos es incluso más importante de lo que piensas. Algunos candidatos simplemente aceptan el primer paquete que la compañía ofrece pensando que recibirán un aumento una vez que han demostrado de lo que son capaces. Cuidado con esta táctica, dice Ron Krannich, coautor de Dynamite Salary Negotiations de Publicaciones Impact. "A menos que de alguna manera te vuelvas indispensable para la compañía (cuando el empleador simplemente no puede vivir sin ti) y amenaces con renunciar, el salario con el que empieces posiblemente determine lo que recibirás a la larga, independientemente de qué tan bien desempeñes tu trabajo," escribe. Es importante que consideres en tu paquete de compensación cómo te compensarán anualmente por tu desempeño y cómo tu salario irá acorde con el aumento del costo de vida. Si bien muchas personas piensan que se trata de lo mismo, Krannich indica que existe una diferencia entre un aumento que cubre la inflación y un aumento debido a un desempeño excelente. Por ejemplo, recibir un típico aumento de 3 por ciento anual por lo general cubre solo la inflación. Krannich anota que si un empleado verdaderamente ha sobresalido y merece un reconocimiento, dicho empleado debería recibir un aumento que esté por encima de la tasa de inflación. "Debes asegurar que estés protegido contra la inflación, pero es solo una referencia," dice Krannich. "Se debe dar un aumento por el desempeño, no por la inflación." A decir verdad, una vez que se toma en cuenta la inflación, algunas personas no reciben un aumento en lo absoluto, solo quedan parejo. Para garantizar que te recompensen por tu desempeño, tienes que preparar el terreno con anticipación. Piensa en el futuro durante el proceso de búsqueda de empleo Si estás buscando trabajo, Krannich dice que deberías hacer que el tema del aumento sea parte de tu proceso de negociación, pero solo después que hayas hecho tus averiguaciones, es decir, que sabes lo que paga el mercado actualmente y que comprendes cómo funciona la compañía. Pregunta sobre las prácticas de compensación de la compañía y cómo se manejan los aumentos de sueldo. ¿Establece la compañía un porcentaje para cubrir el aumento del costo de vida? o ¿Permite la política de la empresa reconocer a los empleados que hayan demostrado un desempeño excepcional? ¿Existe la posibilidad de que tu sueldo aumente por encima de la tasa típica? De lo contrario, ¿Considera la compañía bonificaciones por metas alcanzadas u otros logros? Krannich sugiere que hagas estas preguntas al final de tu proceso de entrevistas y solo si has hecho hincapié en lo que vales a lo largo de todo el proceso. En conclusión, poner sobre el tapete todos estos factores con anticipación evitará que quedes atrapado más adelante. Considera opciones una vez que ya tengas el empleo Si ya eres empleado, pero crees que no te están compensando por tus logros, podrías volver a ponerte en el camino correcto. Si no has estado recibiendo por lo menos un aumento anual del 3 percent, empieza con indicar que tu sueldo no va a la par con la inflación. "Si todos los años no recibes un aumento que compense la inflación, en realidad te están perjudicando," dice Krannich. Si has demostrado un desempeño sobresaliente y has recibido evaluaciones extraordinarias, pídele a tu empleador que elabore un sistema de reconocimiento que te compense por tus aportaciones a la compañía. La clave nuevamente está en la preparación y la investigación. Krannich dice que tienes que presentar tu caso de manera convincente y respaldar lo que dices con ejemplos de tu trabajo. Documenta tus logros e investiga el mercado y demuestra que has alcanzado tus metas. Krannich sugiere que anotes en un papel los puntos sobre los que vas a tratar cuando vayas a pedir un aumento. Considera todas las opciones de compensación Cuando vayas a formar parte de una compañía nueva o quedarte donde estás, Krannich dice que es importante que recuerdes que el sueldo básico no es tu única opción. Indica que un sueldo de $50.000 en una compañía podría valer $75.000 en otra una vez que se hayan calculado todos los otros beneficios, ventajas, bonificaciones y comisiones. Sin importar el camino en el que estés, Krannich dice que mantengas el profesionalismo, sin hacer amenazas y que te concentres en tus opciones. "Ponte en los zapatos del empleador," dice. Siempre demuestra de qué manera serás de valor para la compañía, y por último, asegúrate de poder cumplir tus promesas.

Last Updated: 25/03/2008 - 4:32 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.