CareerBuilder Menu Search Search

¿Demasiado Sexy en el Trabajo?

Kate Lorenz, editora de CareerBuilder.com

  • Email

El año pasado dos casos que despertaron la atención del público tenían como protagonistas a dos mujeres cuya vestimenta había sido considerada demasiado sexy para su trabajo.

Según la acusación de la bibliotecaria de Harvard Desiree Goodwin, quien tiene dos posgrados de Cornell University, 16 veces pasaron por alto su ascenso debido a su vestimenta y a su atractivo físico. Goodwin dijo que los trabajos a los que postuló se los dieron a mujeres con menos experiencia y menos educación y que su supervisor le dijo que la veían como una "chica bonita" que se vestía "sexy".

Mientras tanto, a orillas del Mar Adriático, Caterina Bonci, una maestra de religión católica, dijo que la despidieron de una escuela administrada por el estado por ser demasiado sexy. (El Director de la escuela manifestó que tanto los padres de familia como los maestros se quejaron de sus minifaldas y amplios escotes.)

"Durante los 14 años que tengo de maestra, mis colegas mujeres y el resto del personal administrativo siempre me han criticado debido a mi atractivo físico," declaró Bonci a un medio italiano.

"Y si consideras que en las reuniones con los padres de familia, los padres eran los que siempre iban a verme, puedes ver por qué con tanta frecuencia he sido el centro de atención y el blanco de chismes."

Bonci no pudo recuperar su empleo y Goodwin no solo perdió su caso civil, sino que también recibió una cuenta por los honorarios legales de Harvard.

Así sea justo o no, los tribunales de este país están ratificando los derechos de los empleadores de prohibir la vestimenta "sexy" en el trabajo.

Pero, ¿cómo definen los tribunales "sexy"? Según Eric Matusewitch, director interino de la Equal Employment Practices Comisión de la ciudad de Nueva York, los tribunales consideran una vestimenta "sexy" a la ropa provocativa o demasiado ceñida al cuerpo, al igual que el uso de maquillaje en exceso.

A aquéllos que sostienen que es una discriminación hacia las mujeres, Matusewitch les responde: "El código se aplica por igual a ambos sexos. De tal manera que si los patrones exigen que los varones se vistan de manera conservadora, también pueden pedir que las damas eviten usar trajes ceñidos, llamativos y provocativos."

Pero dejemos de lado el aspecto legal. Los casos de Goodwin y Bonci ilustran lo que los expertos en carreras siempre han sabido: vestirse provocativamente es una manera segura de sabotear tu credibilidad en la oficina.

"Si exhibes tu figura en un entorno profesional, tus colegas y  clientes pueden cuestionar tu criterio o hacer suposiciones poco halagadoras sobre tu moral", advierte Susan RoAne, conferenciante, autora y experta en etiqueta de oficina, quien agrega que varios clientes le han pedido su consejo sobre cómo informarles a sus empleados que la  vestimenta provocativa perjudica la imagen de la compañía.

"Después de todo, quién quiere confiarle su hijo a una maestra que se viste como si prefiriera estar en una discoteca, o invertir su dinero con una asesora financiera que luce como si estuviera a punto de hacer un "strip tease" (desnudarse lentamente al ritmo de la música).

Considerando la moda "al natural"y que los medios de comunicación están llenos de fotos que sugieren que vestirse provocativamente es aceptable, incluso deseable, en el trabajo, ¿cómo puedes asegurarte que no te pasarás de la raya? A continuación te damos algunas pautas:

Faldas: Si de faldas cortas se trata, se deberían llevar ligeramente arriba de las rodillas (aproximadamente una pulgada).

Blusas/camisas/chaquetas: Asegúrate que haya una pulgada de espacio entre tu cuerpo y la tela y que cubra tu abdomen. El busto, el abdomen y los hombros siempre deberían ir cubiertos. La tela no debería ser demasiado transparente y siempre se debería usar sostén (sin mostrar las tiras).

Vestidos: No deberías usar vestidos tipo "halter" o que tengan mucho escote.  Evita ponerte vestidos demasiado ajustados. Se aplica lo mismo que las faldas con respecto al largo.

Pantalones: Evita ponerte pantalones demasiado apretados o pantalones a la cadera que pongan al descubierto tu abdomen. Viste colores neutrales.

Zapatos: No deberían usarse zapatos cuyo tacos tengan más de dos pulgadas; no deberían mostrarse los dedos de los pies. Evita zapatos de tiras, de colores llamativos y con diseños.

Cabello: Lleva el cabello limpio y fuera de tu rostro. Evita lucir un "look" provocativo o muy elaborado.

Maquillaje: Trata que sea natural. Evita delinearte muy fuerte los ojos o usar lápices de labios llamativos.

RoAne concluye "el punto es que se fijen en ti por tus habilidades, no por tus minifaldas o sostén "push-up".

"Si buscas trabajo, vístete profesionalmente. Si lo que quieres es exhibir tu cuerpo, hazlo en tu tiempo libre."



Last Updated: 22/01/2009 - 11:08 AM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.