CareerBuilder Menu Search Search

¿Está Bien Coquetear en el Trabajo?

Mary Lorenz, CareerBuilder.com

  • Email

Una risita por aquí, un guiño de ojo por allá. Un empujoncito juguetón o un roce en el brazo; visitas cada vez más frecuentes a su cubículo. Pronto almuerzan juntos y tal vez salen a tomar algo después del trabajo. Pero así como los famosos acosados por los "paparazzi", le tienes que seguir insistiendo a todos, incluyendo a ustedes mismos, que son "solo amigos". Efectivamente, coquetear puede ser divertido e inofensivo, pero cuando se hace en el trabajo, ¿cuáles son los límites? Cuando el trabajo y el placer se mezclan En cualquier ambiente profesional, el coqueteo entre compañeros de trabajo puede suceder y sucede. Recientemente, cuando la revista para caballeros "Best Life" realizó dos encuestas por Internet sobre el romance en la oficina, más de la mitad de los encuestados confesó que se sienten atraídos por alguien de su oficina. De los 1,121 hombres encuestados, 92 por ciento de los jefes hombres admitió que se habían sentido atraídos por sus compañeras, y el 52 por ciento de las 1,451 mujeres encuestadas dijo lo mismo sobre sus colegas varones. En una entrevista reciente en "The Early Show," el editor Stephen Perrine de Best Life dijo que cree que coquetear en la oficina es mayormente inofensivo. Pero puede haber un límite sutil entre lo que es aceptable y lo que puede ser impropio: 82 por ciento de las encuestadas también informó que les pareció desagradable cuando un colega mayor intentó coquetear con ellas. Perrine dice que una manera en que las personas pueden saber si la coquetería ha sobrepasado algún límite es pensar si se sentirían cómodas al contarles a sus cónyuges o parejas todo lo que hacen en el trabajo. Y si eres soltero, dice, deberías pensar qué tan cómodo te sentirías si tu hija coqueteara de la misma manera. Coquetería y algo más El asunto es que se gustan, se gustan mucho y quieren algo más que coquetear. Según Dennis Powers, autora de "The Office Romance: Playing With Fire and Not Getting Burned" (AMACOM), los romances que surgen en la oficina son cada vez más comunes y si se manejan con cuidado, no tienen por qué estropearse. Una manera de evitar una situación desastrosa es saber desde el principio lo que cada uno quiere de la relación. Si uno está buscando una aventura y el otro echándole un ojo a los anillos de Tiffany, la relación probablemente no va a funcionar. En ese momento tienes que decidir si un romance corto vale la pena teniendo en cuenta que trabajarás con tu ex a largo plazo. Asegúrate de comprender la política de tu empresa sobre las relaciones amorosas en la oficina. Pregúntate si la posibilidad de tener que dejar tu trabajo valdría la pena. Además, mantén siempre una imagen profesional en todo momento: evita o limita las demostraciones de cariño en el trabajo y limita al mínimo los correos electrónicos coquetos, nunca sabes cuándo puedes presionar accidentalmente el botón "Responder a todos". Dentro de los límites Cuando se trate de un comportamiento coqueto, ten cuidado. Evita cualquier indiscreción estableciendo una buena relación con tus colegas, supervisores y empleados. Si ofendes a alguien sin querer, debería conocerte lo suficientemente bien para saber que tu intención no fue hacerle daño y sentirse cómodo para decírtelo para que te asegures que no vuelva a suceder. Pon atención al lenguaje corporal. Si tu coqueteo no es recíproco, esa persona tal vez se sienta incómoda (cruzar los brazos sobre el pecho por lo general es una señal) o simplemente no le interesas (considera la falta de contacto visual o la falta de entusiasmo como una señal). El comportamiento que es sexual por naturaleza, como sobarle los hombros o la espalda a alguien, no solo es impropio, si no que a los demás les repugna observar. Sé consciente de las indicaciones verbales. No continúes invitando a salir a tu colega si ya te dijo que no. El romance de oficina no es un departamento donde el que persevera, triunfa. Conoce a tu público. Algunas personas pueden aceptar una chiste colorado de vez en cuando, otros no lo tolerarán. Incluso halagar la apariencia física de alguien puede ser peligroso. En conclusión: Ve a lo seguro. Cuando tengas dudas, hazlo fuera de la oficina.

Last Updated: 23/09/2008 - 12:58 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.