¿Igualdades Salariales Entre Hombres y Mujeres? No Hasta 2050

Kate Lorenz, CareerBuilder.com Editor

  • Email

El trabajo de la mujer nunca termina, aunque no podrías saberlo al mirar su cheque de pago. ¿Sabías que de acuerdo a la AFL-CIO (Federación del Trabajo de EE.UU. - Congreso de Organizaciones Industriales), la mujer de 25 años promedio que trabaje a tiempo completo todos los años hasta que se jubile a la edad de 65 (si es cuando puede hacerlo) ganará $523.000 menos que el trabajador masculino promedio? Al paso que se producen los cambios hoy en día, las mujeres que trabajan no tendrán las mismas oportunidades salariales que los varones sino hasta después del año 2050, que es casi 100 años después que el presidente Kennedy firmara la Ley de Igualdad de Remuneración que prohíbe la discriminación con motivo de sexo que dé como resultado una remuneración desigual por el mismo trabajo. En promedio, las mujeres ganan 78% del sueldo de los hombres, de acuerdo a un estudio del 2003 llevado a cabo por el Departamento del Trabajo que es, sin embargo, una mejora considerable porque en 1979, hace 26 años, las mujeres ganaban 62% de lo que percibían los varones. Varía por raza La diferencia salarial no es igual en todas las razas. Las mujeres de raza blanca ganan 78% de lo que se les remunera a los varones de la misma raza; las mujeres afroamericanas ganan 91% de lo que perciben los hombres afroamericanos; y las mujeres hispanas ganan 88% de lo que ganan los hombres hispanos. La Rutgers School of Management Relations dice que la razón principal es que los varones de raza blanca todavía son los que más ganan entre todos los grupos de trabajadores. La diferencia es mayor entre profesionales Aun cuando las féminas reciben menos remuneración que los varones en todo nivel educativo, éstas están ganando piso. La remuneración que reciben las mujeres con grado universitario ha aumentado un tercio desde 1979, comparado a solo 19% en el caso de los varones. Es interesante notar que la diferencia salarial es mayor entre los grupos que tienen un nivel educativo más alto. Un investigador que está analizando la diferencia entre remuneración y ascenso entre los estadistas la atribuye a que las mujeres no quieren postular como candidatas y competir con los hombres. Esta investigadora halló que aun cuando la mayoría de féminas no postulaban a trabajos con mayor remuneración porque pensaban que necesitaban más tiempo y preparación, irónicamente, aquellas que sí lo hacían sobresalían más que sus homólogos masculinos. Aunque los motivos de la diferencia salarial entre géneros son complejos e implican opciones laborales/familiares, la información sobre el reconocimiento, drásticamente inferior, que se les da a las mujeres en campos donde sus talentos y logros son iguales a los de los hombres implica que existe una tendencia a subestimar el trabajo y la aportación de las mujeres. Empleos La diferencial salarial se da en todos los empleos, incluso en aquellos que escasean drásticamente donde los salarios deberían ser los más competitivos para atraer a candidatos de primera. Consideremos a los médicos cuyo número continúa disminuyendo debido a los altos costos del seguro y a la cantidad de años de estudio y capacitación que deben emprender. Las mujeres médicos solo ganan 58% del salario de sus homólogos masculinos. Incluso en campos donde predominan las féminas como enfermería y pedagogía, las mujeres siguen ganando menos que los hombres: las enfermeras perciben 91% y las maestras 87% de lo que se les remunera a sus homólogos masculinos. Los empleos con la menor diferencia salarial entre géneros son asistentes legales, donde las féminas ganan 90% de lo que ganan los varones, así como empleos con mayor presencia masculina como ingeniería, donde las mujeres ganan 92% de lo que ganan los hombres, y policías y detectives donde las mujeres perciben casi 80% de lo que perciben los hombres. De acuerdo a las cifras del Departamento del Trabajo, las mujeres que escogen carreras no tradicionales como dentistas (solo el 20% son mujeres) o pilotos de aerolíneas o navegantes (menos del 4% son mujeres) pueden esperar tener remuneraciones, a lo largo de su vida, que son 150% más altas que aquellas de las mujeres que escogen carreras tradicionales. Remuneración versus satisfacción A pesar de la diferencia en cuanto a la remuneración, según varios estudios, las mujeres se encuentran más satisfechas con sus trabajos. La reciente encuesta "Pulse of the Worker" de CareerBuilder.com reveló que a pesar de recibir pocos aumentos, pocas bonificaciones y tener bajas expectativas de recibir un ascenso, es mucho más probable que las mujeres informen que están contentas con sus trabajos. ¿Quién dijo que las mujeres nunca se sienten satisfechas? Kate Lorenz es editora de artículos y consejos en CareerBuilder.com. Realiza trabajos de investigación y escribe sobre estrategias de búsqueda de empleo, gestión de carreras, tendencias de contratación de empleados y dificultadas en el lugar de trabajo.

Last Updated: 23/09/2008 - 12:58 PM


Article Reprints
Permission must be obtained from CareerBuilder.com to reprint any of its articles. Please send a request to reprints@careerbuilder.com.